IntelEco

0 pensamientos...
Hablando de cuidar al medio ambiente...

Hoy vengo a platicarles de una marca mexicana que está empezando operaciones en la ciudad de México.

Es una pequeña empresa que está iniciando con una idea bastante interesante y que a estas alturas, ya debería ser una prioridad en este país: Reciclar.


De capital y mano de obra 100% mexicano, buscan crear artículos varios, camas para mascotas, mesas, asientos y demás mobiliario creado a partir de tarimas, llantas, guacales y demás materiales de desecho que aunque ya no son funcionales para su propósito inicial, pueden ser utilizados de una forma alternativa reduciendo con esto la generación de basura en el área.

Les compartimos algunos de los productos que manejan y les dejamos el link de la página de Facebook para que la revisen. 

Think green, think blue...

Piensa verde, piensa azul

0 pensamientos...
¡Hola a todos nuevamente!

Estamos reactivando nuestro blog y redes sociales para traerles nueva información ambiental, sí como platicarles de algunos productos ecológicos y distribuidores mexicanos de estos.

Pronto estaremos publicando más información al respecto.

¡Alerta permanente!

Think green, think blue...

Mascotas y Perros de la Calle

0 pensamientos...
Academia Mexicana de Ciencias
Boletín AMC/050/13
México, D.F., 6 de febrero de 2013


MASCOTAS Y PERROS DE LA CALLE, TEMA DE “DOMINGOS EN LA CIENCIA”
 
  • Hay 18.5 millones de perros y gatos en el país, y más del 60% de la población canina en las calles fue abandonada, dice Carlos Esquivel
  • Pese a las campañas de esterilización, hay sobrepoblación desde hace más de 30 años: Algo se está haciendo mal, advierte el especialista


La sobrepoblación canina es un problema de salud pública que se presenta y sustenta por la mala educación que se tiene sobre el tema y la falta de concientización y sensibilización acerca de lo que significa adoptar una mascota. Pese a todos los esfuerzos que se realizan para controlarla, se habla de esta sobrepoblación  desde hace más de tres décadas, lo que significa que algo se está haciendo mal, aseguró Carlos Esquivel Lacroix.

“Si el problema de la sobrepoblación no es nuevo y hoy se sigue hablando de él revela que algo no está funcionando. Hace falta más información, sensibilizar a la población y realizar campañas más sólidas de educación sobre el tema”, comentó Esquivel Lacroix, invitado a Domingos en la Ciencia , programa de la Academia Mexicana de Ciencias, en la que impartió la conferencia “Sobrepoblación canina, un problema que preocupa”.

Comentó que es difícil determinar la cantidad exacta de perros y gatos que hay en el país, ya que no existe una metodología para conocer con exactitud su número, aunque se pueden hacer estimaciones a partir de las campañas de esterilización y antirrábicas, del número de dosis que se aplican; o bien, por la cantidad de cachorros que puede tener una perra en un año. Pero las cifras que se derivan de estos análisis son preocupantes.

Carlos Esquivel mencionó que de acuerdo con datos del Centro de Vigilancia Epidemiológica y Prevención de Enfermedades en 2006, se calcula que en el país hay 18 millones y medio de perros y gatos a nivel nacional, (89.5% y 10.5% respectivamente). Se estima que en el Distrito Federal hay una población de un millón 200 mil animales, de ellos 70% son perros y el 30% gatos.

Explicó que para lograr una estabilización de la población canina, se requiere esterilizar al menos al 50% de la población total, por lo que es necesario conocer antes cuántos perros hay para saber a cuántos hay que esterilizar. “Aun cuando no se conozca con precisión el estado actual de la situación hablamos de miles de perros y sabemos que al menos el 40% está en situación de calle, lo que puede convertirse en factor de enfermedades y en un riesgo para la salud”.

Se sabe que hay al menos 140 enfermedades zoonoticas, es decir, que pueden transmitirse de animales a seres humanos, por ejemplo, la rabia. Y otras derivadas de la desecación de las heces fecales que dejan en la vía pública, como la conjuntivitis.

Añadió que el problema es que se adquieren animales con mucha facilidad y después la gente no se hace responsables de ellos. Más del 60% de los animales que están en la calle – aseguró- no se generaron ahí, fueron abandonados, en algún momento tuvieron una casa y por alguna razón los propietarios los abandonan, entonces establecen su ciclo biológico y el resultado es otra cantidad de perros que nacen en la calle.

Para el especialista en reproducción canina, este problema de sobrepoblación de perros es común para los llamados países en vías de desarrollo, no solo en Latinoamérica, sino en otras partes del mundo. “Estamos a la par con países como Colombia, Brasil y Argentina, que también han desarrollado programas de esterilización y vacunación”.

Carlos Esquivel destacó que los programas  han ayudado a disminuir el problema al tener un impacto positivo, pero en su opinión hace falta mucho por hacer, porque la magnitud del reto es grande. “Valdría la pena establecer una agenda que permitiera coordinar todos estos esfuerzos con una sola meta, erradicar la sobrepoblación canina”, enfatizó.

Apuntó que para que el panorama mejore se necesitan ajustar los programas de control, fortalecer de manera permanente los esfuerzos que se llevan a cabo para ese fin, así como coordinar todos los sectores tanto los oficiales, los no gubernamentales, las asociaciones de profesionales de la medicina veterinaria e instituciones de educación superior.

Sobre si es más recomendable la adopción de animales frente a la compra-venta, Esquivel Lacroix consideró que no ve un problema per se. “Es cierto que en los últimos años se ha tratado de privilegiar la adopción, lo cual es fantástico. Pero también me parece legítimo y válido si se quiere comprar un perro, pero hay que hacerlo en lugares autorizados, con crianza formal, profesional, ética y legal para el perro”.

Recalcó que el común denominador de los animales de raza y los criollos, es la imperante irresponsabilidad de echarlos a la calle. “Hay otros elementos que están involucrados como la educación, la información sobre lo que significa tener un animal en casa y, por supuesto, de la sensibilidad de las personas responsables para ostentar la custodia de esos animales. La falta de lo todo lo anterior es la clara evidencia de lo que estamos viendo”.

La adquisición de un animal debe contar, dijo Carlos Esquivel, con un consenso familiar, recursos para su manutención, espacio, tiempo, servicios médicos y de asistencia; esparcimiento, entre otros. Buscar el animal que se necesita, considerando si hay adultos mayores, niños, bebés; todo eso se puede ajustar perfectamente con el perfil del perro que se está buscando, sea adoptado o comprado.

Día de la Tierra

0 pensamientos...

El Día de la Tierra crece velozmente a lo largo de los años desde sus humildes comienzos, allá por la década del 70. Se calcula que más de 500 millones de personas en 85 países de todo el mundo las que celebren el Día de la Tierra.

Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.

La primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970, promovida por el senador y activista ambiental Gaylord Nelson, para la creación de una agencia ambiental. En esta convocatoria participaron dos mil universidades, diez mil escuelas primarias y secundarias y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinada a la protección del medio ambiente.

 En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Cumbre de la Tierra de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales y que se instituyeran las políticas necesarias para erradicarlos.

Las Naciones Unidas celebran el día de la Tierra anualmente en el primer equinoccio del año (alrededor del 21 de marzo). El 26 de febrero de 1971, el secretario general U Thant firmó una proclamación a ese efecto. Al momento del equinoccio suena la Campana de la Paz en la sede central de la ONU en Nueva York.

El Día de la Tierra es una fiesta que pertenece a la gente y no está regulada por una sola entidad u organismo; tampoco está relacionado con reivindicaciones políticas, nacionales, religiosas, ideológicas ni raciales.

En el Día de la Tierra se reflexiona sobre la importancia del vital líquido que es indispensable para la vida de todas las especies del planeta incluida la humana como lo que es el agua ya que de toda el agua que existe en el planeta tan solo el 2% es potable.

El Día de la Tierra apunta a la toma de conciencia de los recursos naturales de la Tierra y su manejo, a la educación ambiental, y a la participación como personas ambientalmente conscientes. Una reverencia por la vida y las fuentes de nuestro ser..."
older post